Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


LECCIÓN 2 



Simón car^a la crui 
de Jesús 



tup=¡¡j 



Referencias: 

Mateo 27\27-'i2] 

Marcos 15:21, 22; 

Lucas 23:26, 27; 

E\ Deseado de todas 

las gentes, págs. 690, 691 



Versículo para 
memorizar: 

'Ayúdense entre sí 

— * a soportar las cargas, 

y de esa manera 

cumplirán la ley de Cristo'' 

(Calatas 6:2). 



D 



f Objetivos: 

Los alumnos: 
Sabrán que nosotros 
también podemos 
servir a los demás. 
Se sentirán dispuestos 
a ayudar a otros. 
Responderán dando 
a conocer a otros 
el amor de Dios cada día. 



tí> 



Mensaje: 

Podemos ayudar 

a otros a llevar 

sus cargas. 



Tema del mes 

Dios desea que mostremos a otros lo mucho que los ama. 

Resumen de la lección 

Simón se dirigía a Jerusalén cuando se encuentra con una 
turba que se está burlando de Jesús, que cayó al suelo derri- 
bado por el peso tan grande de la cruz. Simón conoce a Jesús 
por referencias. Sus hijos creen en él. Simón se arrodilla com- 
pasivamente para ayudar a Jesús y los soldados romanos lo 
fuerzan a llevar la cruz al Calvario, donde Jesús va a ser crucifi- 
cado. 

Esta es una lección acerca del servicio 

La cruz de Jesús representa para nosotros su objetivo o 
propósito, la fuerza que formaba la base de sus actos abnega- 
dos y su demostración del amor del Padre. Así como Simón 
llevó la cruz de Jesús, nosotros también podemos adoptar el 
propósito de nuestro Maestro, viviendo una vida de amor 
abnegado y haciendo por otros lo que Jesús hizo por nosotros. 
Fue un privilegio para Simón llevar la cruz de Jesús. Es un privi- 
legio para nosotros ayudar a llevar las cargas de los demás. 

Para el maestro 

"En ese momento, un forastero, Simón cireneo, que volvía 
del campo, se encontró con la muchedumbre. Oyó las burlas y 
palabras soeces de la turba; oyó las palabras repetidas con 
desprecio: Abrid paso para el Rey de los judíos'. Se detuvo 
asombrado ante la escena; y como expresara su compasión, se 
apoderaron de él y colocaron la cruz sobre sus hombros. 

"Simón había oído hablar de Jesús. Sus hijos creían en el 
Salvador, pero él no era discípulo. Resultó una bendición para 
él llevar la cruz al Calvario y desde entonces estuvo siempre 
agradecido por esta providencia. Ella le indujo a tomar sobre sí 
la cruz de Cristo por su propia voluntad y a estar siempre ale- 
gremente bajo su carga" [El Deseado de todas las gentes, pág. 
691). 

"La cruz... debe ser levantada y cargada sin murmuraciones 
o quejas. En el acto de alzarla, encontrarás que ella te levanta 
a ti. La encontrarás llena de misericordia, compasión y amor 
misericordioso" [Hijos e hijas de Dios, pág. 247). 

Decoración del aula 

Ver la lección n° 1. 



18 LECCIÓN DOS 



SERVICIO 



Deiarrollo del pro^rdma 



Sección 



Minutos 



Actividades 



Materiales necesarios 



o 



o 



o 



Bienvenida 


permanente 


Reciba a los alumnos 
a la entrada. Escuche 
sus problemas o motivoí 
de gozo 


Ninguno 
> 


Actividades 
preliminares 


hasta 10 


A. Accidente de autobús 

B. Déjame ayudarte 


Materiales de primeros auxilios 
Canasta o caja, artículos pequeños 
(ver la actividad) 


Oración y alabanza 


hasta 10 


Compañerismo 

Cantos 

Misiones 

Ofrenda 

Oración 


Ninguno 

Ver pág. 21 

Folleto Misión para niños 

Recipiente de la ofrenda 

Ninguno 


Lección bíblica 


hasta 20 


Experimentando la 
historia 

Versículo para memorizar 
Estudio de la Biblia 


Vestimenta de tiempos bíblicos 
(ver la actividad), corona de espinas, 
manto o tela de color púrpura, ''cetro'' 
de madera, recipiente para mezclar, 
alumnos actores 

Bolsa de plástico o tela, piedras u 
otros objetos pesados, pizarrón o 
pizarra metálica, tiza o marcador 
Biblias 


Aplicando la 
lección 


hasta 15 


Lleva su carga 


Sacos bolsas, objetos pesados 


Compartiendo la 
lección 


hasta 15 


Lleva su cruz 
j 


Palitos de madera, estambre 
tijeras, marcadores 



En cualquier momento del programa se puede orar o alabar a Dios con un canto 



LECCIÓN DOS 19 



ENSENANDO lA LECCIÓN 



Bienvenida 

Dé la bienvenida a sus alumnos en la puerta de entrada. Pregúnteles cómo 
han pasado la semana, qué cosas buenas les sucedieron o qué problemas enfren- 
taron. Escúchelos repetir el versículo para memorizar de la semana pasada y aní- 
melos a contar una experiencia de su estudio de la lección de la semana pasada. 
Comiencen con la actividad preliminar que usted haya elegido. 



Necesita: 

• materiales de 
primeros auxi- 
lios 



Necesita: 

• canasta o caja 

• artículos 
pequeños 
(véase la acti- 
vidad) 



o 



Actividades preliminareí 



Seleccione la actividad o actividades más apropiadas para su situación. 

A. Accidente de autobús 

Forme dos grupos de alumnos. Un grupo representará a la ambulancia y a los 
médicos y enfermeras. El otro grupo actuará como si fuera la gente que estaba en 
un autobús que sufrió un accidente. Pida a sus alumnos que actúen como si estu- 
vieran lastimados (piernas, brazos o pies fracturados, golpes, parálisis, sordera o 
ceguera, etc.). Pida a los ''médicos y enfermeras'' que ayuden a los heridos con 
materiales de primeros auxilios (vendas, muletas, entablillados, etc.). Conceda a sus 
alumnos tres minutos para que lo dramaticen. 

Para reflexionar 

Pregunte a los "pasajeros heridos" y espere la respuesta: ¿Cómo se sintieron 
cuando recibieron ayuda? Pregunte al grupo de "médicos y enfermeras": ¿Qué 
pensaban mientras ayudaban? Nuestra historia bíblica de hoy trata de la 
forma como Simón ayudó a Jesús a llevar una carga pesada. Nuestro versículo 
para memorizar nos dice: 'Ayúdense entre sí a soportar las cargas, y de esta 
manera cumplirán la ley de Cristo' (Calatas 6:2). Vamos a decirlo juntos. El 
mensaje de hoy es: 

PODEMOS AYUDAR A OTROS A LLEVAR SUS CARGAS. 



u> 



Repítanlo junto conmigo. 

B. Déjame ayudarte 

Haga arreglos con anticipación para que dos alumnos grandes y confiables 
presenten una dramatización de la que el resto de los alumnos no saben nada. 
Pida a uno de ellos que entre al aula llevando una caja o canasta llena de artícu- 
los pequeños (piedras pequeñas, botones, frijoles secos, cuentas, papeles peque- 
ños, etc.) El otro alumno debe simular que se tropieza y empuja al alumno con la 
canasta o caja, quien caerá, de manera que todo el contenido de la caja o canasta 
se extienda sobre el suelo. Pídale a otro alumno de la clase que recoja todo mien- 
tras los demás observan. 

Para reflexionar 

Pregunte al alumno que ayudó a recoger todo: ¿Qué te pareció haber recogi- 
do todas las cosas aun cuando tú no tuviste que ver con el tropiezo y la caída? 
Pregunte al resto de la clase: ¿Cómo se sintieron al ver a alguien recoger las 
cosas que él no había tirado? En nuestra historia bíblica de hoy escucharemos 
cómo Simón ayudó a Jesús a llevar una carga pesada. Nuestro versículo para 
memorizar nos dice: 'Ayúdense entre sí a soportar las cargas, y de esta mane- 
ra cumplirán la ley de Cristo ' (Calatas 6:2). Cuando ayudamos a llevar las car- 
gas los unos de los otros o ayudamos a otros con sus problemas, les estamos 
mostrando lo mucho que Dios los ama. El mensaje de hoy es: 



^ 



PODEMOS AYUDAR A OTROS A LLEVAR SUS CARGAS. 



Repítanlo junto conmigo. 



20 LECCIÓN DOS 




a- 



t^ 





Oración y alabanza 




Compañerismo 

Si es apropiado informe los problemas o pesares y los motivos de gozo de los alum- 
nos, según lo expresaron al entrar. Permita que sus alumnos comenten sus experiencias 
con el estudio de la lección de la semana pasada y repase el versículo para memorizar. 
Celebre los cumpleaños, acontecimientos especiales y logros de sus alumnos. Dé una 
cordial bienvenida a todos los visitantes. 



Cantos sugerentes 

^^Somos sus manos'' (Alabanzas infantiles, n° 122). 

''Sonreíd donde quiera que estéis" (Melodías de Victoria, n° 177). 

"Cuídense unos a otros" (Alabanzas infantiles, n° 104). 

"Un buen amigo tengo yo" (Himnario adventista, n° 114). 

"Todo el día soy feliz" (Alabanzas infantiles, n° 9). 



Misiones 

Cuente una historia del folleto Misión para niños. Enfatice el concepto de ayudar a los 
demás. 



Ofrenda 

Diga a sus alumnos: Compartir con otros lo que tenemos, es 
una forma de ayudar a las personas a llevar sus cargas. Al com- 
partir nuestro dinero podemos ayudar a las personas con sus 
cargas (por ejemplo, no tener suficiente alimento, un lugar para 
dormir o un lugar dónde adorar). 



Oración 

Pida a un alumno que ore enfatizando la idea de servicio. 



Necesita: 

• recipiente 
para la ofren- 
da 



LECCIÓN DOS 21 



o 



Necesita: 

• vestimenta de 
tiempos bíbli- 
cos 

• corona de 
espinas 

• manto o tela 
de color púr- 
pura 

• "cetro'' de 
madera 

• recipiente de 
metal 

• alumnos acto- 
res 



Lección bíblicA 



Experimentando la historia 

Personajes: Simón usa un turbante en 
su frente estilo medio oriente. 

Jesús: usa una corona de espinas, 
un manto de color púrpura y un cetro 
de madera. 

Soldado: usa un chaleco protector 
hecho de papel, o un recipiente de 
metal en la cabeza. 

Muchedumbre: ninguna vestimenta 
especial. 

Elija los personajes que representa- 
rán las partes. Pida a sus alumnos que 
escuchen atentamente la historia y 
hagan lo que se encuentra en letra cur- 
siva en el relato. Las palabras que 
sugieran una acción estarán en letra 
cursiva. Haga una pausa después de 
cada una de ellas para darles tiempo a 
sus alumnos de representar esa acción. 

Escenario: 

Al comienzo de la historia hay una 
multitud alrededor de Jesús que está 
cargando la cruz. Simón entra desde el 
lado opuesto. 



Lea o cuente la historia 

Esta es la historia de un hombre 
llamado Simón. Simón venía de un 
país distante de Jerusalén. Era de un 
país africano llamado Cirene. 

Al entrar a la ciudad de Jerusalén, 
Simón escuchó a un grupo de perso- 
nas que pasaba cerca. Hacían tanto 
ruido, que pensó que debía detenerse 
y hacerse a un lado. Se replegó tanto 
como pudo contra la pared, esperando 
que nadie se fijara en él. Había perso- 
nas llorando y gritando. Y en medio 
del grupo vio... ¿Podía ser posible? 
lEra horrible! Simón se cubrió los ojos. 
No quería ver. 

Pero un soldado lo llevó asiéndolo 
de la manga. Cuando Simón abrió los 
ojos, vio al pobre hombre ensangren- 
tado caído en medio de la calle. La enor- 
me y pesada cruz que venía cargando 



estaba ahora tirada en la calle, junto a él. 
Estaba llena de sangre de la espalda 
de este hombre. 

Simón se fijó bien en la persona 
que lo tiraba de la manga. Viendo 
que se trataba de un soldado romano, 
trató de soltarse. Pero cuando el solda- 
do lo empujó en medio de la calle y le 
gritó: -iCarga la cruz! Simón no pudo 
decir que no. La ley decía que tenía 
que hacerlo. Seguramente quiso decir: 
Pero yo solamente estaba pasando por 
aquí; yo no vivo en esta ciudad. Sin 
embargo, se sintió triste por el hom- 
bre azotado. De pronto ya no le 
importó que no tenía tiempo para 
hacer eso. Ya no le importaba tampo- 
co que el soldado lo hubiera forzado 
a hacerlo. Tampoco le importaba que 
la cruz estuviera tan pesada o estuvie- 
ra llena de sangre. No le importaba el 
asunto por el que había venido a la 
ciudad. Simón solamente vio a 
alguien que lo necesitaba y quiso 
ayudarlo. Sabía bien que él no podía 
hacer nada para detener la ejecución, 
pero podía hacer que las últimas 
horas de este hombre no fueran tan 
dolorosas. 

Así que Simón levantó la cruz. Se la 
colocó en la espalda y siguió a Jesús en 
una lenta caminata hasta el monte 
donde iba a morir. La multitud venía 
detrás. 

Simón sirvió a Jesús al llevar la 
cruz hasta donde iba a morir. ¿Cómo 
podemos nosotros ayudar a Jesús? 
¿Podemos servirle al ayudar a otros a 
llevar sus cargas? Eso es lo que Jesús 
quiere que hagamos. 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere 
la respuesta: ¿Por qué piensan que 
nadie le ofreció ayuda a Jesús para 
cargar la cruz? ¿Qué pensaron al 
escuchar que Simón fue forzado a 
cargar la cruz de Jesús? ¿Habrían 
llevado ustedes la cruz de Jesús? 
¿Cómo piensan que se sintió Simón 
al llevar la cruz de Jesús? ¿Cómo 
pueden ayudar hoy a cargar la cruz 
de Jesús? 



22 LECCIÓN DOS 



Vamos a decir juntos el mensaje 
de hoy: 

I — Kv PODEMOS AYUDAR A OTROS 
V ^ A LLEVAR SUS CARGAS. 

Versículo para memorízar 

Anote en el pizarrón las palabras 
del versículo para memorlzar: 
'Ayúdense entre sí a soportar las car- 
gas, y de esta manera cumplirán la 
ley de Cristo ' (Calatas 6:2). 

Llene la bolsa 



Necesita: 

• bolsa de plás- 
tico 

• objetos pesa- 
dos 

• pizarrón o 
pizarra metáli- 
ca 

• tiza o marca- 
dor 



de objetos pesados. 
Pida a sus alumnos 
que se coloquen 
formando un círcu- 
lo y pasen la bolsa 
a la persona que 
tienen al lado 
mientras repiten 
una palabra del 
versículo para 
memorizar. 
Continúe de la 
misma manera, 
repitiendo el versículo para memorizar 
hasta que todos lo hayan aprendido. 

Diga a sus alumnos: Casi siempre 
pensamos que las cargas son sola- 
mente cosas que llevamos en los bra- 
zos, pero cuando nuestro versículo 
para memorizar habla de ayudarnos 
a soportar las cargas los unos a los 
otros, significa también ayudar a las 
personas a sobrellevar sus tristezas, 
temores y cosas difíciles que tienen 
que enfrentar. Esas son cosas que no 
se pueden ver ni tocar, pero que pue- 



des sentir en el corazón. ¿Cómo 
podemos llevar hoy la carga de 
alguien? Espere la respuesta. 



Estudio de la Biblia 

Pida a sus alumnos que lean acer- 
ca de Simón en Mateo 27:32; Marcos 
15:21 y Lucas 23:26. Diga a sus alum- 
nos: La historia de Simón es muy 
corta. Él nunca había visto a Jesús, 
pero había oído hablar de él. Sus 
hijos conocían a Jesús. ¿Piensan que 
Jesús estuvo agradecido por lo que 
Simón hizo por él? ¿Piensan que 
Simón estuvo contento de hacer eso 
por Jesús? Solo le llevó poco tiempo 
hacerlo, pero qué gran carga quitó de 
los hombros de Jesús. Vamos a com- 
parar eso con lo que dice Jesús en 
Mateo 16:24. Pida a alguien que lo lea 
en voz alta. 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la 
respuesta: ¿Qué dio a entender Jesús 
cuando dijo: 'Xargue son su cruz'7 
Por supuesto que Jesús no se refería 
una cruz de madera como la que 
Simón le ayudó a cargar. Lo que que- 
ría decir es que sus verdaderos 
seguidores siempre estarían buscan- 
do formas de ayudar a alguien. ¿Qué 
han aprendido acerca de ayudar a 
otros al ver ese ejemplo de abnega- 
ción que nos da Simón? Recuerden: 

f — \ PODEMOS AYUDAR A OTROS 
^^ — y A LLEVAR SUS CARGAS. 




LECCIÓN DOS 23 



o 



Necesita: 

• sacos o bolsas 

• objetos pesa- 
dos 



AplicAndo Ia 
lección 



Lleva su carga 

Llene con anticipación tres sacos o 
bolsas con unos 4 a 5 kilos de piedras 
u otros objetos pesados. Diga a sus 
alumnos: Están en la casa de un 
amigo. Él y su hermano más grande 
deben ayudar a descargar la comida 
que se ha traído del mercado. El her- 
mano de su amigo le está gritando 
porque dice que lo está haciendo 
muy lento. Su amigo tendría que car- 
gar tres sacos de arroz de 5 kilos 
cada uno, pero se lastimó la mano. Se 
compadecen de él y quieren ayudar- 
lo, así que cargan uno de los sacos. 
Está pesado. ¿Quieren saber qué tan 
pesado está? Deje que cada alumno 
trate de cargar uno de los sacos. Pero 
ese es solo uno de los sacos. ¿Piensas 
que puedes cargar dos? Deje que sus 
alumnos traten de cargar los dos sacos. 
¿Qué les parece tres? Deje que algu- 
nos traten de cargar los tres sacos. 
¿Pueden imaginarse el peso que tuvo 
que cargar Jesús? Recuerden, había 
sido azotado y sufría muchos dolo- 
res, imaginen cómo se sentía cuando 
tambaleó y cayó. 



Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la 
respuesta: ¿Piensan que podrían car- 
gar todo eso si tuvieran lastimada la 
espalda o la mano? ¿No? Simón cargó 
la cruz de Jesús. ¿Están dispuestos a 
ayudar a otros con cosas pesadas 
como estos sacos? ¿Están dispuestos 
también a ayudar a otros con proble- 
mas que parecen tan pesados como 
esos sacos y que hacen que la gente 
se sienta agobiada? ¿Cuáles son algu- 
nas de las cargas que no podemos 
ver o tocar? (Separación, divorcio, 
muerte, enfermedad, discapacidades, 
soledad, tristeza, poco dinero o poco 
alimento, crueldad.) No podemos 
resolver los problemas de toda la 
gente, pero podemos hacer cosas 
sencillas para ayudarlas a llevar sus 
cargas. ¿Cuáles son algunas de esas 
cosas? (Sonreír, orar, cantar un himno, 
hacer una tarjeta o dibujo, dar flores, 
decir cosas amables, prestar un juguete 
o compartir alimentos, escribir una 
nota que diga: '^estoy pensando en ti''.) 
Al ayudar a llevar las cargas de las 
demás personas les estamos mos- 
trando que las amamos y que Dios 
también las ama. Vamos a decir jun- 
tos nuevamente nuestro mensaje de 
hoy: 

f — \ PODEMOS AYUDAR A OTROS 
^^ — y^ A LLEVAR SUS CARGAS. 



24 LECCIÓN DOS 



o 



Compartiendo la 
lección 

Lleva su cruz 

Dé a cada alumno dos palitos de 
madera y unos 76 cm de estambre. 
Pídales que formen una cruz colocando 
un palito sobre el otro y envolviendo el 
estambre por encima y debajo de 
donde se unen los dos palitos en el 
centro. Deben atar un nudo para man- 
tener juntos los dos palitos. Pida a sus 
alumnos que usen los marcadores para 
anotar las palabras TIeva las cargas de 
los demás'' en el palito horizontal. (Ver 
la ilustración.) 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la 
respuesta: ¿Pueden pensar en alguien 



que está pasando un mal momento 
con cargas y problemas? Pueden 
darle o mostrarle la cruz que hicie- 
ron y decirle cuánto la aman tú y 
Jesús. Pregúntenle qué pueden hacer 
para ayudarla cuando le den la cruz. 
Tal vez puedan orar con ella. Hagan 
planes para hacerlo pronto. Vengan 
listos la semana próxima para con- 
tarnos lo que pasó. Recordemos: 

I — \ PODEMOS AYUDAR A OTROS 
V — y A LLEVAR SUS CARGAS. 



Clausura 

Diga a sus alumnos: Vamos a orar 
juntos por algunas personas que lle- 
van cargas y para que Jesús nos 
ayude a hacer lo que podamos para 
hacerles la vida un poco más fácil, 
como Simón hizo con Jesús. 



Necesita: 

• palitos de 
madera 

• estambre 

• tijeras 

• marcadores 




LECCIÓN DOS 25